12.jpg

Beloeil ha sido, desde el siglo XIV la residencia de los príncipes de Ligne. El parque es de 25 hectáreas y cuenta con un castillo que guarda las curiosidades más hermosas de Bélgica.

En cada habitación del Castillo de Beloeil, hay muebles antiguos y piezas reales de colección, hoy único testimonio de la gloriosa historia de su pasado.

El enorme jardín francés que rodea el castillo, alterna la armonía del agua con los colores verdosos y la sombra y la luz de las plantas. El mantenimiento del jardín ha mantenido su forma original que data de 1664. Este espléndido sitio se ha prestado para la organización de festivales y eventos de prestigio.

2.jpg

La visita al castillo se inicia en la sala, donde se encuentran dos bustos de mármol, uno de Charles- Joseph, príncipe de Ligne, y el otro de Catalina la Grande, emperatriz de Rusia. Un cuadro grande representa al Rey Carlos I de Inglaterra y a su esposa Enriqueta de Francia.

3.jpg

El comedor y los salones del castillo, tienen un lujo señorial increíblemente elegante. Predominan los tonos pastel en la decoración y los toques de oro.

4.jpg

5.jpg

La biblioteca de Beloeil reúne más de 20.000 libros y manuscritos preciosos. Una pintura de Albert Henri, segundo príncipe de Ligne, nos recuerda allí, que él fue el creador de esta colección única. Esta biblioteca, además de ser famosa por tener libros interesantes, también destaca por la calidad en la encuadernación de sus libros, firmados por los maestros más famosos. Junto a la biblioteca, hay una pequeña habitación donde se guardan miles de cartas que intercambiaban el mariscal Ligne Charles-Joseph y los monarcas y celebridades de esos tiempos.

Vía: chateaudebeloil