5.jpg

Aunque a veces dejado de lado por ser denominado de la misma forma que la sala de conciertos más importante de Ámsterdam, el Concertgebouw de Brujas es uno de los espacios culturales más trascendentes de Bélgica, ubicado entonces en la capital de la provincia belga de Flandes Occidental.

Hay que destacar respecto de este edificio, que el mismo se encontraba en su momento planeado desde la década del ´90, aunque finalmente las obras para su construcción no tuvieron inicio sino hasta el año 2002, cuando se designó a Brujas Capital Europea de la Cultura, y miles de personas del resto del continente llegaron allí para disfrutar de sus instalaciones.

En la actualidad, el recinto cuenta con una espectacular sala de conciertos de tres niveles, la cual tiene una capacidad para cerca de 1.300 espectadores, mientras que por otro lado hay una sala de música de cámara, con espacio para otras 320 personas. En la planta baja, en tanto, podemos encontrarnos con un hall de reuniones, y en el séptimo piso hay un café con una espectacular vista de la ciudad.

Los arquitectos encargados de este recinto, Paul Robbrecht y Hilde Daem, escogieron en su momento un diseño mucho más moderno de lo que estaban acostumbrados los residentes de Brujas, lo que causó gran revuelo, aunque ahora se trata de uno de los edificios simbólicos de toda Bélgica, con sus exhibiciones de arte contemporáneo durante buena parte del año.

Vía: Trivago
Imagen: Flickr