En Solme, el Valle Hermeton está muy cortado. De hecho se encuentran zonas huecas para llegar a la meseta de Mosa Hermeton. La ruta que se aprecia en el valle, nunca está lejos del agua y por ahí se ven una sucesión de rápidos y zonas calmas. Hay partes donde la erosión es más fuerte y crecen los flujos de agua. En los lugares donde el agua corre más lento, hay apenas unos laberintos poco profundos.

11.jpg

21.jpg

31.jpg

Cuando se cambia de dirección en medio de la caminata sólo el follaje indica con la luz del sol el punto cardinal hacia donde se va. Ubicarse no es tan fácil y todo es salvaje y completamente deshabitado, pero el valle es cálido a pesar de todo, incluso de sus oscuras laderas cubiertas de follaje. Por la zona donde está la llanura aluvial crecen unas flores muy raras, que son propias solo del valle. El nombre de esta planta es Matadora de Lobos, y proviene de su toxicidad. Los bordes de las rocas se ven forrados de musgos y líquenes verdosos que seducen con su encanto.

41.jpg

51.jpg

61.jpg

En el río, el agua es muy clara, y hay pocas plantas acuáticas, debido a los arboles y a la oscuridad del bosque. En zonas donde la luz es más intensa se pueden ver botones de algunas especies muy lindas. Por el bosque, rio arriba, se pueden ver algunas flores amarillas que adornan el paisaje y sacan de la monotonía el tradicional verde del follaje de los arboles que esta por todas partes.

Fotos: flickr