12.jpg

Cada mañana, veíamos cómo los excursionistas en grupos que más parecían ejércitos se movilizaban en vehículos anfibios llamados Normandie, agitándose en el mar y acercándose a la playa para recoger pasajeros. Tomamos esto como una señal diaria de que ya era hora de salir a buscar algo de comer.

Aquí van algunos datos de interés para los viajeros que buscan dónde ir, dónde comer, beber y dormir:

El Festival del Camarón: Se festeja en Oostduinkerke entre el 26 y 27 de junio del 2010.

Kreeften en Oesterput:
En Blankenberge es uno de los mejores lugares para comer pescados y mariscos a lo largo de la costa. Ubicado en un edificio grande, aquí se sirven porciones épicas de mariscos, que van desde caracoles a langostas, sin contar con las ostras y los langostinos.

Bélgica no sería Bélgica sin cerveza, y dos de los mejores lugares para degustar cerveza son:

Schildia: Una cafetería frente al mar, con una terraza de diseño inteligente, que ofrece más de 175 cervezas de las más excelentes, además de pescados y mariscos , incluyendo camarones en todas partes.

De Torre en De Haan: Situado en un balneario con una arquitectura copiada de la aldea de Sefton en Melseyside, este bar ofrece una variedad exhaustiva de cervezas.

Kasteel Koetshuys en´t: Una cama y un desayuno encantador, en Veurne, una ciudad flamenca donde se ven muy pocos mercados a lo largo de las 7 millas de la tierra De Panne. Ambientado en una mansión burguesa, este lugar es atendido por un panadero y su esposa. Las comidas se sirven en un viejo cobertizo en el jardín. Los desayunos son buenos y bien hechos, incluso para los estándares de Flandes.

Para alquilar apartamentos, hay miles de posibilidades a lo largo de la costa belga. El alquiler está a cargo de agentes inmobiliarios locales.

Vía: theguardian, Foto: flickr