Lo cierto es que si hay algo que no me gusta nada de Belgica es su clima. Es asi, no se puede cambiar y hay que vivir con ello. Afortunadamente hay maneras de combatirlo. Aunque para ello hay que tener siempre en cuenta que en Belgica siempre llueve. Que quiero decir con esto que da igual que viajes en verano o en invierno que algun dia te va llover y has de salir mentalizado (y preparado) para ello.

Bien es cierto que la lluvia es bastante suave y que no son tormentas de esas que te calas en 30 segundos. Es mas bien como un molesto chirimiri. Esto tiene su lado positivoy es que puedes seguir haciendo turismo aun que llueva. Por lo tanto nada de quedarse en el hotel sin salir porque llueva. Porque podria ser que con suerte solo lloviera ese dia, pero con mala suerte puede llover todos los dias y no es cuestion de amargarse el viaje, que Belgica tiene muchas cosas para ver.

Importante, si es invierno llevar siempre un abrigo que sea un poco impermeable, vamos que resista al agua. Si tiene capucha mejor que paraguas (al final es un coñazo cargar con el paraguas). Pero si finalmente nos decidimos por el, llevad uno que sea rigido. Nada de paraguas de esos plegables que se dan la vuelta en cuanto empieza a soplar el viento. Quiza un impermeable o una capa de esos que se plegan y se llevan en la mochila tambien puede ayudar. Mas importante incluso puede ser el calzado: que no sea zapato del que cala, ni las tipica zapatillas de tela que con dos gotas las tienes inundadas. Esto podria arruinarte la jornada. Zapato que no deje entrar el agua. Imaginaos si teneis que caminar todo el dia y el suelo esta siempre mojado. Bufanda, guantes y gorro tambien son de agradecer, os lo aseguro.

Para el verano todo es mas sencillo. Como no hace frio entonces con un pequeño impermeable plegable o un paraguas en la mochila es suficiente. No olvideis una chaqueta, a veces, puede cambiar repentinamente. No sirve de mucho mirar el cielo antes de salir de casa, pues puede cambiar en pocas horas. Asi que si llevais sandalias pensad en meter otro zapato cerrado en la mochila.

Bueno ahora ya estias preparados para combatir el clima belga y no olvideis que si un dia os pilla el tormenton y os calais, entrar en una cafeteria y tomar un buen gofre calentito o una cervecita os reconfortara y os dara fuerzas para retomar el paseo en cuanto escampe.