11.JPG

Una de las grandes pasiones de la gente en Bélgica es la cerveza, pero además, la bicicleta es uno de los métodos de locomoción más utilizados del país. Entonces, que mejor forma de contacto con la cultura local que realizar una ruta cervecera en este medio de transporte tan natural, recorriendo en este caso toda la región de Flandes.

La idea es que esta parte del norte del país nos reciba con lo mejor que tiene, es decir, las impresionantes casas que realizan cerveza artesanal. Para ello, podemos aprovechar sus carreteras escénicas llegando a cada uno de los destinos de nuestro recorrido de alcohol que nos depara el camino.

Hay que destacar, en este sentido, que los expertos del mundo de la cerveza reconocen que algunos de los mejores estilos de ésta tienen sus raíces en Bélgica, como la Dubbel, Tripel, Quadrupel o Lambic; mientras que la mayoría de turistas jóvenes que llegan al país se trasladan en bicicletas por las facilidades que se les ofrece para usarlas, así que por qué no aunar estas dos pasiones belgas.

Sin ir más lejos, la empresa local “Beercyclin” nos invita a realizar estos recorridos durante todo el año, pudiendo ver uno las increíbles casas antiguas de las zonas antiguas de Flandes, acompañados de expertos no sólo turísticos sino también en materia de cervezas, y de la posibilidad de descansar en cómodos hoteles al cabo de cada jornada de recorrido.

Vía: Flandes
Imagen: Los Apuntes del Viajero