22.jpg

Entre todos los sitios que destacan en Bélgica para ser visitados, el Signal de Botrange lo hace por una razón muy particular, y es que se trata del punto más alto en todo el territorio del país, ubicado en el medio de la zona denominada como Hautes Fagnes, y a exactamente a 694 metros sobre el nivel del mar.

Aunque uno podría pensar que se trata de un paraje bien turístico, la realidad es que estamos hablando de una zona llana por la cual pasa la carretera, aunque en los últimos años, y ante la llegada de mayor cantidad de visitantes interesados en conocer la zona, se han agregado algunos accesos informativos en la comarca, además de un bar y un albergue para las personas que quieran interiorizarse con el espacio que las rodea.

Además, hay que destacar que en 1923 se construyó una pequeña escalinata llamada la torre de Baltia, en referencia al oficial militar, que termina en una losa que nos indica que se construyó con una medida exacta de seis metros. Esto no es casualidad, ya que de esa forma quien se eleve por esta construcción, se encontrará a exactamente 700 metros sobre el nivel del mar, aunque en 1934 se construyó una torre que llega a los 734.

Uno de los momentos claves del año para programar una visita a este sitio es en invierno, ya que se trata de un punto interesante para comenzar con las siempre bellas rutas de esquí, gracias a la llanura del terreno. Además, en el resto de la temporada, se pueden realizar caminatas por los muchos senderos formados, ya que la temperatura suele ser de unos 16º C promedio.

Vía: Summit Post
Imagen: Have Travel Fun