1.jpg

Las iglesias son parte del patrimonio de las ciudades y los países, un fiel reflejo de lo que son o fue la cultura, las creencias y los valores de una sociedad, o una parte de esta en algún momento de su historia.

Cerca de la Plaza del Mercado, está una de las iglesias más antiguas de Bruselas, la Iglesia de San Nicolás, el santo patrón de los comerciantes, llamada así porque al lado o mejor dicho en la misma esquina de la iglesia, estaba el mercado. Si quieres visitar esta iglesia podemos ofrecerte ofertas de vuelos a Bruselas que hagan tu viaje mas económico.

2.jpg

Esta iglesia se construyo con una forma asimétrica, y sus diferentes partes, fueron construidas en tiempos distintos. Durante los conflictos religiosos del siglo XVI, la iglesia fue saqueada y cuando Bruselas fue bombardeada por las tropas francesas, se quemó por completo, y aún así, en uno de los pilares de la Capilla de la Vírgen, se puede ver una bola de cañon que habla de ese trágico suceso. En la Edad Media, la alta torre de la iglesia servía como campanario, pero un día se derrumbó, y mató a un hombre y a un porcino.

Los llamados “mártires de Gorkum” están en un santuario de esta iglesia, expuestos al público. Estos mártires fueron sacerdotes católicos que murieron ejecutados en la ciudad de Gorkum, durante los disturbios religiosos que había entre católicos y protestantes de los Países Bajos.

Hubo un plan, en 1929, para demoler la iglesia porque entorpecía el tráfico en el Boterstraat, sin embargo, para suerte de los amantes de los monumentos históricos, el plan nunca se llevo a cabo y hasta las viejas casas que rodean a la iglesia, se conservan intactas hasta nuestros días.

Vía: trabel